Restauración de una Lámpara Tiffany. PARTE 1

publicado en: Artesanía, Noticias, Vidrio Emplomado | 0

Lampara Tiffany restaurada

Esta hermosura ha llegado bastante escacharrada a nuestro taller para ser restaurada, y me he puesto manos a la obra en seguida. Como andamos bastante libres de tareas en el taller ahora mismo, me he decidido a ir sacando montones de fotos del proceso y ahora os lo voy a ir contando todo :)

Lampara tiffany rota

Esto es algo con lo que me encuentro muy a menudo, un florón que se desprende y unos dueños que intentan solucionarlo con diferentes tipos de adhesivos (silicona, cola de contacto, sikaflex…) pero nunca, nunca funciona.
El peso de estas lámparas es enorme y además está la fuente de calor de la bombilla, así que la única reparación posible es resoldar las piezas. Todos los otros adhesivos no hacen mas que encarecer la restauración porque lleva mucho tiempo eliminarlos para poder volver a soldar.

Y que conste que lo entiendo, si a mi se me rompe algo, siempre intento repararlo con lo que considero que puede servir, pero si lees esto antes de echar mano a un adhesivo: ¡NI LO INTENTES! NO VA A FUNCIONAR… 😋

Bueno, comenzamos con la restauración:

El primer paso ha sido recuperar el florón limpiando los restos de adhesivo (silicona en este caso). He comenzado retirando los trozos mas grandes de silicona con un cutter. Luego he tenido que aplicar un eliminador de silicona para quitar los restos más pequeños y las capas finitas que impedirían que se adhiera la soldadura. De hecho lo he tenido que aplicar dos veces hasta dejar la pieza metálica bien limpia y lista para poder trabajar con ella.

Después he desmontado las piezas de vidrio moradas que estaban sueltas o con la soldadura medio rota y las he limpiado bien. También he tenido que invertir otro buen rato en eliminar la silicona, pero en esta ocasión ha sido más fácil al ser piezas planas. Con una simple cuchilla plana ha sido suficiente :)

Ah! También he tenido que  volver a pulir los cantos de todas las piezas que estaban sueltas porque con los restos de silicona, no iba a agarrar bien la cinta de cobre que es la base para que la soldadura se adhiera al vidrio y se puedan unir todas las piezas.

Restaurar lámpara tiffany

Después, he buscado entre nuestros moldes alguno que se adaptara a las formas de esta lámpara y he tenido suerte! Uno encajaba como un guante, lo cual facilita mucho el trabajo de soldar las piezas de nuevo en su lugar.

Así, tras otra mañana de trabajo, la lámpara ya empieza a recuperar su forma original con todos los cristalitos en su sitio y el florón de nuevo en su lugar (con varios refuerzos tanto por el interior de la tulipa como en el exterior).

El siguiente paso es colocar la pieza que recubre el florón y esconde todas esas uniones un poco feas, pero al romperse la lámpara, esta pieza también sufrió desperfectos. Normalmente tiene una especie de patitas que se sueldan a la pantalla para fijar la pieza en su sitio, pero en este caso, estaban rotas así que he tenido que unirlo utilizando la cinta de cobre para poder soldarla.

¡¡¡Y hasta aquí la parte estructural acabada!!!

Cuándo un florón se desprende, suele haber otros daños colaterales porque la pantalla puede llegar a caer y con ello se suelen romper varios cristales, se desprende la soldadura y se deforma la lámpara. En este caso así ha sido, pero este post ya es casi eterno así que dejo la segunda parte para otro día con todas las reparaciones que hemos tenido que hacer para que la lámpara volviera a lucir en todo su esplendor.

Para ver el resto del proceso de restauración de esta lámpara Tiffany, visita la Restauración de una Lámpara Tiffany. PARTE 2

NOTA:

Nuestro taller está en Cantabria.
Así que si tu lámpara está por los alrededores, y nos la quieres acercar, nos encantará devolverle toda su luz, pero si estás más lejos, el tema se complica :(
Hacer envíos de este tipo de piezas es muy delicado y bastante caro porque pesan mucho. Nosotros no nos hacemos cargo del envío pero si tu quieres, pídenos la dirección y avísanos antes para asegurarnos que haya alguien en el taller esos días…

¿Te gusta esta noticia? Compártela con tus amigos:

Dejar una opinión

cuatro × 3 =